• Golf
  • 2014-03-13

Woods y un dilema de cara al Masters

BRISTOL -- Tiger Woods ha dicho que sólo le importan los Majors. Lo ha repetido una y
otra vez.

"Cuatro Majors más son un montón, pero aún tengo suficiente
tiempo", declaró el año pasado, en alusión al récord de 18
Majors de Jack Nicklaus.

Woods tiene 14 Majors en su bolsa. Necesita cuatro más para alcanzar a Nicklaus. Esa es
la única marca que le importa, la única meta que tiene en mente.

Sólo le faltan tres victorias en cualquier torneo del PGA Tour para alcanzar otro
récord: el de Sam Snead, de mayor cantidad de torneos ganados en el principal circuito
del mundo. Pero Woods ha dicho que no está mirando esa tabla, en la que ya superó
en el segundo lugar a Nicklaus, 79 a 73.

Snead, fallecido en 2002, ganó su campeonato N° 82, el Greater Greensboro Open, a
los 52 años de edad, en 1965.

Woods tiene actualmente 38 años, y no cree que la edad sea un impedimento para su
objetivo mayor: "Imagino que me va a tomar toda una carrera alcanzar a Jack",
señaló, "pero él no terminó su carrera sino hasta los 46
años; así que, si me guío por ese calendario, todavía me queda
tiempo".

En este momento, el obstáculo es otro: la lesión de espalda.

Falta sólo un mes para el primer Major del año, el Masters de Augusta, el
preferido de Woods de los cuatro grandes.

En el WGC-Cadillac Championship en Doral se comprobó que, si su espalda no termina de
sanar, el juego de Woods puede verse disminuido; sobre todo el domingo, después de tres
días de exigencia.

La opinión de los expertos parece dividida. Una mitad le recomienda a Woods descansar
las próximas tres semanas, y llegar en plena forma física al Masters, lo cual
implicaría ausentarse al torneo de Arnold Palmer en Bay Hill, en la semana del 17 al 23
de marzo.

La otra mitad le aconseja reducir los tiempos de práctica, pero jugar Bay Hill, para no
llegar al Masters fuera de ritmo.

Una tercera posibilidad sería cambiar Bay Hill por Houston, para darle más tiempo
de recuperación a la espalda, y entrar en calor la semana anterior al Masters, en el
Shell Houston Open.

Fue en Bay Hill que Woods recuperó el año pasado primer lugar en el Ranking
Mundial, gracias a su victoria en el Arnold Palmer Invitational.

Woods se vio dominante esa semana. Acumuló 13 golpes bajo el par en el campeonato, y se
impuso por dos al inglés Justin Rose, su único escolta. Ningún otro
jugador hizo menos de 8 golpes bajo el par en el torneo.

No está claro aún lo que hará Woods en las próximas semanas.
Sólo está claro que, si la salud de su espalda no mejora, sus posibilidades de
acercarse a Nicklaus en el Masters se alejarán.

La palabra oficial, por ahora, es que Bay Hill sigue en pie para el N° 1 del mundo.

"Tiger continúa recibiendo tratamiento", declaró a ESPN su agente, Mark
Steinberg. "Su intención es seguir recuperándose y estar en Bay Hill".

Noticias Relacionadas

Deja un comentario